Corazón de la tierra

  Miré mi teléfono móvil, vi la llamada grabada y lo supe. Mi mente fue más rápida que yo, y enseguida adivinó lo innombrable. La hora fatal había llegado. Esa hora que esperamos todos entre la resignación del reo y la necedad del autoengaño. Me trasladé con ellos enseguida, con mis queridos ... Leer más...

Sin ella

Yo la abrazaré bien fuerte y me la llevaré conmigo. Le diré: soy yo. Ella sentirá mi voz familiar y amiga, y recogeremos juntas sus cosas. Y preguntará por sus nietos y querrá saber cómo va mi trabajo y me prometerá que hará una de sus deliciosas fideuás. Me cogerá ... Leer más...

Sobaco y Axila

Un texto de Antonia Bueno (Música de discoteca. Un hombre y una mujer se observan mientras se contonean levemente al ritmo de la música. Él es un hombre de aspecto rudo y “viril”. Ella, una mujer elegante y “femenina”.)  SOBACO- ¿Bailas?  AXILA- Bueno.  (Se ponen a bailar, contoneándose ahora al unísono.)  SOBACO- Me llamo Sobaco.  AXILA- ... Leer más...

Metralla Bendita

Jaculatorias Alfanuméricas de Roberto Antón, el Esquilador, y su primo, el Torero de Bisontes   (Indicaciones para la mejor comprensión. Léase como un murmullo a 2,5 voces, y estornúdese Parrús cada diez jaculatorias.) Voz Primera:   A tus Órdenes, Mendrugo. Voz Segunda: Bellas Púbicas.                    Media Voz: OraProNobis Y así seguido   Alcoba Volcánica. Civilización Disconforme.                        OPN   Almacenes de ... Leer más...

Suspiro en una Jaula

Soy Jonás. Puede que mi madre eligiera ese nombre previendo que iba a ser tragado por una gran ballena. Y de momento me encuentro dentro de la barriga de ese mamífero, aún no me ha vomitado a la orilla. Está claro que Dios hace oídos sordos a mis plegarias. Aunque ... Leer más...

Cuento de hadas

Había una vez, en un reino no tan lejano, una monarquía que hacía aguas por todas partes. El deshielo había dejado que se derritieran los pilares fundamentales de aquello que un día instauraron y llamaron Democracia. Pero el pueblo, sabio y curtido por los fríos inviernos con aroma a Brennivín, decidió unirse ... Leer más...

Deuda saldada

—Joderme —repite Miguel saboreando la palabra. Saca un arma y apunta contra los que cree sus enemigos. --Eso es lo que habéis hecho sin piedad--grita rompiendo un mutismo de pánico. Las venas de su cuello están a punto de estallar. El sudor y el temblor de manos delatan su desesperación. Los asistentes lo ... Leer más...