Torrenting

Fogonazos de memoria de un terco de la comunicación: Joaquim Labiós de Vries

El texto original ha sido publicado en el Blog de Joaquim Labiós de Vries – Kim

La ilustraci´òn pertenece a la publicidad del Cómic sobre Torrente dibujado por Enric Rebollo

El tipo cruzó la avenida del Puerto por el seto, era gordo, melenudo y llevaba una camiseta negra con una leyenda. Era un visionado para periodistas, en los cines Aragón, hoy cerrados, justo unos pisos debajo de lo que fue durante un tiempo la redaccion de Superdeporte.
Yo era un joven periodista con un magnetofón de cinta de cassette de radio local, y hacía un programa llamado Perduts Pel Cinema en “Rádio Lluna”.
El día era extremadamente caluroso y humedo, de esa humedad particularmente pegajosa que nos regala la ciudad de Valencia.
Entramos a la sala de al fondo a la izquierda y empezó Torrente, el brazo tonto de la ley.
La película discurrió ante los periodistas sin mucha pena y sin mucha gloria, aquello era un típico pase para la prensa, sin glamour, a las 12 de la mañana. Yo lancé carcajadas durante la cinta y aplaudí al final, creo que no se oyó ningún aplauso más.
Yo felicité a Santiago, me reí, me reí por la capacidad que había tenido de reírse de nosotros mismo, de los españoles, de los fachas, por ser irreverente, por meter el dedo en la llaga. Las críticas de los críticos tipo “Cartelera Turia” y afines fueron demoledoras, la izquierda vio la peli machista y burda… Era un insulto a la mujer, y nosequémás….
Santiago estaba indeciso y apreció mis comentarios, necesitaba feedback. Luego le hice unas preguntas con la grabadora, no sé si era la de la radio o la mía, las dos funcionaban renqueantes, no había pilas nuevas y las cintas costaban de mover….
Volví a la radio y puse la cinta… no se grabó nada. No se oía nada. No había nada en la cinta. No estaban las preguntas, ni las respuestas, ni el saludo al programa Perduts Pel Cinema… No había nada.
Yo hice un buen comentario de la peli, y tal vez puse unos cortes que nos habían enviado o que había grabado de la tele, porque creo que Internet en ese momento no iba muy fino…
El tipo estaba solo, estaba solo como todos. Igual de solo como estuvo Pedro Almodovar varios lustros antes cuando mi madre era secretaria del jurado de la Mostra del Mediterrani. Le dieron un premio por una peli, creo que era la del público y mucha gente silvó y abucheó, mi madre consoló a Pedro, le dijo que estuviera tranquilo, que no pasaba nada, que eran sólo opiniones.

Comparte este artículo

Autor: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>