ART MADRID 2113 y el acelerador de partículas

Fernando Bellón

Las ferias de arte son condensadores de sensibilidad. Y la sensibilidad es uno de los principales ingredientes de la creación. Art Madrid se ha celebrado en y con todos los sentidos, como celebración y como bolsa de negocios, entre el 13 y el 17 de febrero en el ático de la Estación de Chamartín. Según testimonios recogidos en el escenario de los luminosos hechos, ha sido un éxito.

Tanto Nacho Agraït, de la Galería Punto, como Aristides Rosell de la galería Imprevisual, ambas valencianas, la apuesta ha sido rentable en todos los sentidos. Había un miedo latente: por primera vez Art Madrid cambiaba de escenario, del pabellón de la Antigua Feria de Muestras en la Casa de Campo se pasaba a un espacio que suele estar deshabitado, bajo la nave con bóveda de cañón de la Estación de Chamartín. Y, lo más temido, las perspectivas de una feria de objetos de lujo en un panorama de crisis económica eran poco estimulantes.

Según los organizadores, los resultados desmienten el pesimismo. ¿Por qué? A la espera de explicaciones computadas y detalladas, expongo mi hipótesis. Es la hipótesis del espacio adecuado, comprimido y accesible.

Llegar a Chamartín es bastante más cómodo que desplazarse a la Casa de Campo, donde las familias antes iban a solazarse los fines de semana, y ahora van a aturullarse en el Parque de Atracciones o a hacerle carantoñas a las fieras en el Zoo. También hay gente que va a suicidarse a una discoteca o que paga un dineral por ver una disputa de tenistas. Pero, ¿qué hace el arte plástico en este panorama de desenfreno?

Art Madrid estaba situada en el mismo lugar que ocupó Arco en sus comienzos. Siendo Art Madrid una disidencia de Arco, su situación en el antiguo solar de la casa paterna o materna era casi una perversión edípica. Ha sido alejarse de la Casa de Campo, y la emancipación ha generado divisas, a parte, imagino, del ahorro. Los patrocinadores, corrijo, los colaboradores de Art Madrid son un conjunto de empresas e instituciones (ministerio de Cultura, Comunidad de Madrid, Adif, Renfe, Iberia, algunas compañías de bebidas espirituosas, y otras más relacionadas con la creatividad plástica) que habrán aligerado un presupuesto de naturaleza alta. De lo que no resulta arriesgado deducir que las 30 galerías del programa general y las 10 de la sección “One Project” habrán tenido que cotizar lo suyo, aunque no tanto como en épocas de florecimiento o despilfarro.

La novedad a mi entender más saludable de Art Madrid es el espacio alargado, tubular de la feria. La bóveda de cañón que la amparaba obligaba a la compresión de las salas de exhibición. Esto, aparentemente, es una desventaja, porque el público de curiosos y de compradores se mueve casi como las sardinas en una lata. Pero tal cosa sólo ha sucedido el domingo de clausura, el resto del tiempo, dedicado los profesionales, el tránsito era cómodo, y lo que es más importante, no dispersaba la atención del visitante. Uno va a Arco, a esas ferias monstruosas de todo tipo de bienes y servicios, y se encuentra perdido, náufrago en un océano de ofertas. El Art Madrid de este año se ha realizado, con conciencia de ello o no, a una escala humana.

Y por último, la calidad que me parece clave, bien que sea vaporosa, discutible, y que yo propongo desde mi intuición: una feria de arte comprimida y alargada, canaliza la creatividad almacenada en ella igual que la información por un cable coaxial. La creatividad se desplaza con fluidez y velocidad, atraviesa los cuerpos y las mentes de los visitantes, y circula ceñida al anárquico, emotivo y erotizante desplazamiento de los curiosos, aficionados y profesionales.

Sugiero a los organizadores de Art Madrid que busquen en la ciudad un espacio circular y bien comunicado (quizá no lo haya y sea preciso construirlo) donde situar la Feria. Allí, el fluir de esas energías tremendas que produce la creación y su contemplación activa, daría vueltas y vueltas como un electrón en un acelerador de partículas, y produciría los más inesperados efectos.

 

 

Share This Post

About Author: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.