CARGANDO

Escribir para buscar

Prisma informativo

El curso de la guerra en Ucrania

Compartir

Fernando Bellón, editor de Agroicultura-Perinquiets

Nos acercamos al tercer mes de guerra en Ucrania. Y seguimos náufragos en la incertidumbre. No en torno a si ganarán unos o perderán otros. Está claro que la guerra terminará en una victoria, en un armisticio o en una tregua más o menos endeble, pero acabará. Todo lo que vamos sabiendo de ella en términos de táctica militar indica que el ejército ruso ocupa territorio ucraniano del Dombás, pero no hay indicios claros de que vaya a mantener la ofensiva, pues el puerto de Odesa forma parte de lo que Rusia considera suyo política y estratégicamente.

Los medios, sobre todo la televisión, nos intoxican con informaciones emotivas. Primero los refugiados que ahora se han convertido en deportados, luego las matanzas de civiles, y cada día imágenes nuevas de los sufrimientos dolorosísimos de centenares de miles de seres humanos, frío, desabastecimiento, atrocidades a diario. Informan sin ton ni son, sin base, sin documentación, sin certificar las fuentes, a toda prisa, dando saltitos delante de la cámara. Intoxican.

Digo intoxican con todas las de la ley, incluso podrían decir que intoxican a propósito. En todas las guerras que en el mundo han sido las tragedias se han sucedido como si estuvieran previstas, porque todas las guerras causan destrucción y dolor, de otra manera no serían guerras.

Ni los rusos van a ser peores que los ucranianos por ser responsables de violencias detestables, ni los ucranianos van a ser mejores por padecerlas. Entre otras cosas porque entre personas obligadas a matarse para sobrevivir no puede esperarse clemencia y buenos sentimientos. Homero, el gran poeta de la guerra, nos la presentaba en toda su crudeza. Llegará el tiempo en el que unos y otros describirán la guerra de Ucrania desde el punto de vista de los héroes.

De momento, y puesto que estamos lejos del frente, acojámonos a la oportunidad de evitar la pasión, la cólera, la indignación o el odio, porque no tenemos datos para sustentar esos sentimientos. Los medios no cuentan las novedades significativas de la guerra. No lo hacen porque los encargados de eso, los reporteros, no lo saben. No pueden saberlo. Sólo los estados mayores están en condiciones de tener información solvente de ellos mismos y del enemigo, y actúan, con sentido común, no difundiéndola públicamente.

Así que las tertulias de expertos, de iniciados, de iluminados y de idiotas que pretenden entrar y salir en la mente de Putin como Pedro por su casa, harían mejor en estarse calladitos.

Huyendo de ellas he vuelto a buscar conocimiento en Internet, en especial en YouTube, un instrumento valiosísimo. Sólo hay que tener paciencia, perseverancia en la búsqueda y un criterio de selección, para no pasarse el día frente a la pantalla.

En la edición del mes de marzo ofrecí unos pocos enlaces que me parecieron esclarecedores.

A esta altura de la guerra divido mi atención entre los que la observan y estudian en Occidente desde dos puntos de vista casi contrapuestos, pero ambos lúcidos.

Por un lado, los que hacen corresponsable a la OTAN, y en especial a las potencias anglosajonas, de un cerco a Rusia con engaños, señalando a la vez la brutal responsabilidad del gobierno ruso en iniciar el conflicto bélico.

Por el otro lado, quienes intentan entender el punto de vista ruso desde los intereses y los puntos de vista que podríamos llamar “occidentales”. Es decir, aquellos que se esfuerzan por “comprender al enemigo”, que es la mejor manera de vencerlo.

He encontrado una serie de videos en forma de “lecciones” o lectures muy interesantes, porque las realiza Alexander Stubb, Director of the EUI School of Transnational Governance. Stubb fue ministro de Asuntos Exteriores, de Hacienda y Primer Ministro de Finlandia, y dirige la institución citada, parte de la Universidad Europea de Florencia.

Sus argumentos pertenecen a la segunda categoría, de quienes observan a Rusia desde una perspectiva occidental. Stubb es observador preparado por su experiencia política y sus estudios. Finlandia tiene mil y pico kilómetros de frontera con Rusia, formó parte del imperio zarista y mantuvo conflictos con el imperio soviético hasta la Segunda Guerra Mundial.

Su discurso contiene los prejuicios inevitables de un país que tiene cosas pendientes con Rusia. Pero hace análisis muy agudos, con un esfuerzo serio de objetividad.

En seis lecciones de entre 15 y 20 minutos ofrece una descripción sintética y organizada pedagógicamente para “Entender la Guerra de Ucrania”.  Lo que me ha llamado más la atención ha sido su visión de la geopolítica. En la mayoría de los casos, la geopolítica o estudio de los condicionamientos geográficos de la política, los conflictos entre estados y entre imperios, se utiliza como marco de las reflexiones en torno a Ucrania, Rusia, Europa, China, etc.

Stubb  apoya en su experiencia de gobierno una visión aguda de estos conflictos. Por ejemplo, desdeña las interpretaciones psicologistas que se hacen sobre Putin, con quien se ha reunido en varias ocasiones, y tiene por persona inteligente, y fundamenta los intereses de Rusia en su larga historia, una historia expansionista y conservadora que no cambió con los soviéticos, dice.

Repite en sus clases que esta guerra acabará, que hay futuro. No obstante, las consecuencias mediatas serán la carestía, la escasez, sobre todo energética en Occidente, y una etapa durísima para los rusos. Otra prueba de su optimismo es su convencimiento de que Europa se recuperará y saldrá robustecida de la presente catástrofe.

Quienes deseen conocer a fondo estos razonamientos deben de escucharlos en YouTube, porque merecen la pena.

Vuelvo a insistir en el interés de los enlaces del artículo sobre el tema ucraniano de la edición de marzo.

Una breve selección: Posmodernia, Santiago Armesilla , El Jacobino, Miklos Lukacs, Pío Moa, John Mearshimer, Rafael Poch de Feliu

(Foto tomada de la página https://atalayar.com/content/ucrania-%C3%BAltima-oportunidad-para-la-diplomacia-y-evitar-la%C2%A0guerra)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.