CARGANDO

Escribir para buscar

Agricultura y Naturaleza La botánica de Rafael Escrig Series

La pandemia de los olmos

Compartir

La Botánica de Rafael Escrig (31)

Hace dos inviernos fui al Jardín Botánico de Madrid para visitar el herbario e interesarme por “Pantalones” el olmo centenario (Ulmus minor) que intentan rescatar de la grafiosis que sufre desde hace varios años. El olmo tiene ahora 230 años y la enfermedad ya se ha llevado media docena de otros olmos como él en este jardín. De hecho, esta plaga ha acabado con millones de olmos tanto en Europa como en Norteamérica. En España, donde el olmo es casi una institución, se calcula que la grafiosis ha matado a unos seis millones de ejemplares. Todos conocemos esos pueblos donde un gran olmo presidía la plaza principal y ahora ya no está.
Esta enfermedad está provocada por un hongo Ophisotoma novo-ulmi, cuyo organismo ocupa los vasos del xilema de la planta, provocando que las hojas se marchiten y el árbol muera. Las esporas del hongo viajan pegadas a las patas del escarabajo Scolytus scolytus, que actúa como vector de la grafiosis.
“Pantalones” ha aguantado cada vez más menguado desde el 2015. A fecha de hoy, informado por el encargado de jardines del Botánico de Madrid, Mariano Sánchez, le quedan tres ramas pequeñas que brotaron y florecieron, pero hace muy poco una de ellas ha caído. Se supone que no superará la próxima primavera.
La buena noticia es que gracias a la investigación, se han desarrollado siete clones resistentes a la grafiosis. Ahora tocará hibridar los clones entre ellos para aumentar y potenciar su resistencia. Luego llegará la fase de reproducción en viveros forestales y la de repoblación. Llevará tiempo y no volveremos a ver los olmos actuales, pero esperemos que otros más fuertes, suplirán su falta y nuestros nietos podrán conocer de cerca un olmo más sano que los que conocieron sus abuelos.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.