CARGANDO

Escribir para buscar

El naranjo cortavientos de Louisiana

Agroecología

El naranjo cortavientos de Louisiana

Compartir

Los Apuntes ilustrados de Rafael Escrig (I)

A partir de este numero publicaremos una sucesión de apuntes del naturalista Rafael Escrig Fayos sobre un árbol, una planta o un jardín o espacio floral estudiado por él en sus paseos por Valencia y en sus viajes por el mundo.

Facebook de Rafael Escrich

Aquí estoy con mi grupo de amigos, en plena clase de Botánica de Campo. El lugar, la Alameda de Valencia. El árbol bajo cuya copa explico, un Naranjo de Luisiana cuyo nombre científico es “Maclura pomifera”. Se trata de una Morácea con grandes espinas y llamativos frutos (como naranjas) que llegan a pesar hasta 250 gr. Es interesante que me detenga a hablar sobre esta especie por diversos motivos: porque es una especie muy rara en parques y jardines europeos, porque es el único ejemplar que tenemos en Valencia, si exceptuamos otro, más joven, que hay en el Jardín Botánico de la Universidad y, porque como especie, tiene una curiosa historia que comienza en los EE.UU.

Great Dust Bowl, el gran cuenco de polvo que afectó el oeste de los Estados Unidos en los años 30 y arruinó a multitud de pequeños agricultores.

Ca. 1930s-1940s, Oklahoma, USA — A farmer and his sons flee from an approaching dust storm in Oklahoma. — Image by © Bettmann/CORBIS. Un padre y sus hijos huyen de una tormenta de polvo en Oklahoma.

El origen de esta historia fue la llegada de los colonos y del ferrocarril al centro y al oeste americano lo que favoreció la rápida desaparición de los bisontes y la transformación de las Grandes Praderas en cultivos. Más tarde, estos cambios fueron creando un desequilibrio climático de grandes dimensiones; el viento del norte entraba desde Canadá y llegaba hasta Texas formando tales tormentas de arena que arruinaban todas las cosechas a su paso, con lo que el despoblamiento y el hambre se apoderaron de todo el centro del país. En un intento de paliar el problema, agravado en gran medida por la Gran Depresión que ya sufrían, bajo el mandato del presidente F. D. Roosevelt, se inició en 1934 un ambicioso plan para modificar el clima y prevenir la galopante erosión del suelo, para ello se empleó la “Maclura pomífera” como corta vientos. En 1942 ya se habían plantado 220 millones de estos árboles a lo largo de 30.233 cinturones de protección, más conocidos como barreras verdes.


Otros Apuntes Ilustrados de Rafael Escrig en Agroicultura-Perinquiets

Nuestros viejos amigos los árboles (Ficus Macrophylla)

Penstemón y Orquídeas, dos flores verdaderas

Botánica de la Albufera de Valencia.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.