CARGANDO

Escribir para buscar

Agricultura y Naturaleza La botánica de Rafael Escrig Series

Los “Siete Magníficos” y las suculentas

Compartir

La botánica de Rafael Escrig

Vamos a sumergirnos hoy en algunos árboles importantes de los muchos que alberga el Jardín Botánico de Valencia. Entre ellos he escogido los que llamo 7 magníficos, por su porte, su edad y su importancia. En cuanto a las suculentas, conoceremos algunos cactus significativos y veremos sus diferencias con las euforbias. He incluido también unas claves para identificar cada especie si la encontramos fuera del Jardín. Pero comencemos hablando de esos 7 magníficos.

 

1º El recorrido por el Jardín Botánico de Valencia, comienza con un enorme Almez (Celtis australis), que hay en la entrada del Jardín. Se trata de un árbol de unos 80 años que se mantuvo, con muy buen criterio, como un elemento más en la remodelación arquitectónica que se hizo en el edificio del Jardín Botánico. El almez pertenece a la familia de las Ulmáceas, como el olmo (1). Es un árbol de origen mediterráneo. Su fruto es una pequeña baya esférica. De amplia tradición en Valencia y Castellón, donde se solía plantar en la entrada de las alquerías para dar sombra y aprovechar las ramas y nuevos vástagos para fabricar útiles de labranza como mangos de herramientas, horcas o bastones.

Claves para su identificación: Corteza lisa de color gris claro. Hojas verde claro, lanceoladas, aserradas, con el ápice profundamente acuminado. Ásperas al tacto. El bosque de almeces más extenso de Europa se encuentra en el Parque Natural de los Arribes del Duero (Salamanca).

(1) Recordemos que la división taxonómica (Reino, División, Clase, Orden, Familia, Género, Especie) hace referencia a la mayor o menor proximidad entre individuos. Así pues, los árboles que pertenecen a la misma familia, quiere decir que son más próximos entre sí y que serán aún más cercanos si son del mismo género.

2º El segundo magnífico, en este caso con toda la extensión de la palabra, es la Zelkova u Olmo del Cáucaso (Zelkova carpinifolia). De hecho, este árbol es magnífico con todo derecho por tratarse del árbol más alto de Valencia con sus 33´10 m. de altura y unos 150 años de edad. Las zelkovas también pertenecen a la familia de las Ulmáceas y su origen se sitúa en el Cáucaso. Su fruto es una pequeña drupa esférica.

Claves para su identificación: La corteza lisa y gris se exfolia, en los ejemplares adultos, en pequeñas plaquitas irregulares (el ritidoma) que dejan aparecer tras de sí un color anaranjado muy suave. Las hojas son sésiles (sin peciolo), de color verde medio, lanceoladas, entre aserradas y festoneadas en los márgenes y algo pubescentes.

3º El tercer ejemplar que visitamos, el Ginkgo (Ginkgo biloba). Una gimnosperma originaria del este de China, donde aún se conservan bosques primarios de estos conocidos como fósiles vivientes, pues nos han llegado desde el Periodo Pérmico, hace unos 300 millones de años. El Ginkgo biloba es la única especie de un género desaparecido que dominó grandes superficies del planeta durante los periodos Jurásico y Cretácico, compartiendo hábitat con los dinosaurios. Las semillas de estos árboles, como las demás gimnospermas, no se forman en un ovario cerrado con pared protectora. Así pues, las drupas que producen los pies femeninos, no son verdaderos frutos, si no las semillas cubiertas con una ligera envoltura. El ejemplar que visitamos tiene más de cien años. Única especie superviviente de la familia Ginkgoáceas y del género Ginkgo.

Claves para su identificación: La principal y más llamativa son sus hojas en forma de abanico. El apelativo de biloba, hace referencia a las dos valvas en que se suele dividir la hoja. En otoño éstas se tiñen de un hermoso color amarillo dorado.

4º El cuarto magnífico es un espectacular Plátano oriental o Plátano de sombra (Platanus orientalis) con una altura de 32 m. El plátano oriental pertenece a la familia de las Platanáceas. Es una especie originaria del Cáucaso. Esta especie tan difundida por toda la Península, fue traída a España desde Francia en el año 1779 por el jardinero francés Esteban Boutelou (2) para poblar los Jardines de Aranjuez. Por tanto, nuestros plátanos, esos tan conocidos que son como de la familia, sólo están entre nosotros hace 230 años.

Claves para su identificación: El plátano es bien conocido por su corteza que se desprende en irregulares placas (el ritidoma que es la parte más externa de la corteza), dejando al descubierto sus huellas en diferentes tonos de verde y amarillo. También es conocido por sus grandes hojas lobuladas y sus frutos esféricos colgantes.

(2) Con el apellido Boutelou se funda una saga de famosos jardineros suizos que comprende hasta cinco generaciones. El primer Boutelou, fue Esteban Boutelou I, encargado de los Jardines de Aranjuez por el rey Felipe V, a éste le continuó su hijo Esteban Boutelou II, su nieto Esteban Boutelou III y sus biznietos Esteban y Claudio Boutelou. Estos últimos, nacidos en Aranjuez, son los más importantes de la saga. Claudio (1774-1842), otro Boutelou, desde su puesto de jardinero mayor, evitó que las tropas invasoras francesas, destruyeran el Jardín para sus fortificaciones. Por su parte, su hermano Esteban realizó en Sevilla estudios del cultivo del arroz en seco y otros sobre la aclimatación del tabaco. Así mismo en Málaga realizó trabajos para la aclimatación del cacao. Por su parte Pablo Boutelou introdujo en España, para la creación de los jardines de los sitios reales, la sofora (Sophora japonica) y la falsa pimienta (Schinus molle). Hemos de tener en cuenta que en el siglo XVIII y XIX, desde la casa real, existía gran interés por la botánica y se mandaba traer de las colonias de ultramar especies nuevas con fines pedagógicos y que sirvieran al mismo tiempo para decorar sus jardines.

5º La Araucaria o Pino Bunya (3) (Araucaria bidwillii) es una conífera australiana de la familia Araucariácea. El esbelto tronco de esta primitiva especie, está formado por pequeñas láminas que se disponen en horizontal a todo su largo. La Araucaria bidwillii, tiene unas semillas que desarrollan un tubérculo subterráneo del cual una raíz aérea emerge después. El desarrollo de esa semilla en la forma descrita, ocurre durante varios años, presumiblemente como una estrategia para permitir a los plantones brotar bajo óptimas condiciones climáticas y, al mismo tiempo, poder escapar de los grandes incendios (4) espontáneos tan comunes en el sur de Australia.

Claves para su identificación: La Araucaria bidwilli, se la reconoce por su hojas compuestas, largas y espinosas. Puede alcanzar una altura de 50 m. Los grandes conos llegan a pesar hasta 300 gr., y son consumidos por los nativos.

(3) El nombre de dicha especie le es dado por ser originario de las Montañas Bunya es una cadena montañosa en Queensland (Australia). Está entre las ciudades de Brisbane y Kingaroy. Esta cordillera forma el Parque Nacional del mismo nombre que es conocido por sus espectaculares formaciones y la abundante vida salvaje que lo habita. Sin embargo, durante la segunda mitad del siglo XIX estas montañas fueron invadidas por los colonos blancos que después de expulsar a sus aborígenes, talaron brutalmente los bosques de Cedro rojo, Pino de Queensland y la espectacular Araucaria bidwillii (o Pino Bunya). El último aserradero en las montañas Bunya fue cerrado por el gobierno en 1945.

(4) Muchas especies vegetales australianas se caracterizan por ser especies pirófitas, es decir, resistentes y aliadas con el fuego para sobrevivir. Esto ocurre en muchas especies de coníferas y arbustivas de clima mediterráneo, en las zonas donde este clima es predominante: California, área mediterránea europea y el sur de Australia. Las plantas pirófitas han creado ciertas estrategias para escapar o recuperarse del fuego, como es el caso de la araucaria que acabamos de comentar, también en las coníferas, con el expulsión de las piña para salvar las semillas cuando les alcanza el fuego, o la gruesa corteza protectora del pino canario. En el caso de los eucaliptus, tan expuestos a arder por su gran contenido en aceites esenciales, por la formación de lignotubos en su base, que facilita la regeneración de la planta  con nuevos brotes una vez pasado el fuego.

6º La Cocoloba (Coccoloba peltata) pertenece a la familia de las Poligonáceas. Es originario de la Argentina y del Brasil. Es especialmente abundante en la desembocadura del río Amazonas. Como especie tropical, se caracteriza por sus grandes hojas redondeadas y lustrosas. No alcanza grandes alturas pero es muy frondoso. El calificativo peltata, alude a la forma en que el peciolo está unido a la hoja; no por su base, si no desde el limbo.

Claves para su identificación: Los peciolos de las hojas aludidos y los numerosos y erectos brotes que nacen desde la base alrededor del tronco principal.

y 7º El último “magnífico” que visitaremos durante este paseo virtual, es un precioso y robusto ejemplar de Sofora (Styphnolobium japonicum. sin: Sophora japonica) (5). La sofora pertenece a la familia de las Leguminosas, que son todas aquellas que tienen por fruto una legumbre. Es originaria del este de China. Las hojas son compuestas y cada foliolo presenta una forma muy lanceolada con un afilado ápice. Existe una bellísima variedad de esta especie conocida como “pendula” que podemos ver en la Alameda de Valencia, en el último tramo, acompañando la estatua de José Cavanilles.

Claves para su identificación: El detalle más fácilmente apreciable es el estrangulamiento que presentan sus frutos entre cada una de sus pequeñas semillas.

(5) Aunque siempre hemos hablado de esta especie como Sophora japonica, el ejemplar que veremos en el Botánico está clasificado como Styphnolobium. Entre ambas especies existe sinonimia (la existencia de más de un nombre para un mismo taxón o grupo de organismos emparentados), sin embargo las especies de Styphnolobium, difieren de las de Sophora en que han perdido su habilidad para hacer simbiosis con Rhizobia, que son las bacterias fijadoras de nitrógeno en sus raíces.

 

Sigue una descripción de las suculentas. Artículo completo en PDF.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.