• DSC_0148

PEDAGOGIA DE CAMPO EN “SA I FRESC”

70 ESCOLARES Y PROFESORES DE SIETE PAISES EUROPEOS VISITAN LA FINCA DE CATARROJA, DENTRO DE  UN PROYECTO MEDIOAMBIENTAL ERASMUS PLUS, RESCUE EUROPE

Setenta alumnos y profesores de siete países europeos han celebrado en Valencia, entre el cinco y el nueve de marzo, la clausura del proyecto europeo Rescue Europe, que ha durado tres años. Este proyecto ha sido  financiado por el programa Erasmus Plus de la U.E. La tercera parte del grupo de estudiantes están incluidos en programas de educación especial.

El Colegio Escolapias de Valencia representaba a España en este programa dedicado a la formación de una conciencia de responsabilidad en el medio ambiente. Otros objetivos complementarios son el enriquecimiento de la convivencia entre jóvenes de diferentes países, el intercambio de buenas prácticas entre profesores y alumnos o la participación de los padres en el proyecto.

Las siete escuelas han creado huertos escolares durante los tres años del programa, han trabajado el reciclaje de productos orgánicos e inorgánicos, han escrito un libro de cocina de sus regiones de procedencia y han intercambiado viajes. El idioma de referencia ha sido el inglés, en el que se han entendido estos setenta estudiantes y profesores de Alemania, Reino Unido, Austria, Eslovaquia, Italia y Lituania, además de España.

El Colegio Escolapias de Valencia ha creado dos Huertos Erasmus: uno en el Jardín Botánico Universitario, gestionado por tres profesores del Colegio Escolapias y los alumnos de 1º de ESO, que cada semana se han desplazado  para  realizar tareas en el huerto guiados por los jardineros del botánico Ana, Carmen y Manu; y otro  en el interior del colegio Escolapias, trabajado por alumnos de 2º de Primaria que han sido tutelados por sus tutores.

El grupo ha realizado en Valencia diferentes visitas. A la Albufera, al Jardín Botánico, al Oceanográfico, a las Cuevas de Requena, a las bodegas Pago de Tarsys, y a la finca de producción ecológica de Alcàsser Sa i Fresc.

En esta última han conocido los principios del cultivo agroecólogico, gracias a un programa formativo condensado por el profesor de la Universidad politécnica Rafael Laborda. Han recorrido en grupos cinco “Rincones” donde han realizado cortos pero instructivos talleres sobre los aspectos esenciales del cultivo orgánico: la biodiversidad y la rotación de cultivos, riquezas y flaquezas del suelo, polinización de las plantas mediante abejas, control biológico o uso de insectos y otros bichos beneficiosos para depredar pulgones nocivos en lugar del empleo de agroquímicos, y dentro de este campo, un taller sobre los olores de las plantas que detectan los insectos en su vagar depredador.

A continuación publicamos un resumen de esta visita, elaborado por la profesora de la Universidad Politécnica de Valencia Rosa Victoria Molina Romero. Aparece en la foto de presentación, a la derecha, con Malina y Leticia, alumnas de la UPV y el profesor Rafael Laborda, preparando el material didáctico.

Texto Rosa Victoria Molina Romero Fotos F.B.

Analizando la composición del suelo de un campo de alcachofas, con Malina y

Analizando la composición del suelo de un campo de alcachofas, con Malina, Leticia y Ferran, alumnos de la UPV colaboradores del profesor Laborda en estas aventuras agropedagógicas.

Introducción. Necesidad de la acción educativa.

La actual trayectoria de crecimiento de la producción agrícola es insostenible, debido a sus impactos negativos sobre los recursos naturales y el medio ambiente. Una tercera parte de la tierra agrícola está degradada, hasta el 75 por ciento de la diversidad genética de los cultivos se ha perdido, y el 22 por ciento de las razas de ganado están en riesgo (FAO, 2015). Los sistemas de producción que se dan mayoritariamente en la actualidad, y las acciones políticas e instituciones que pretenden sustentar la seguridad alimentaria mundial son cada vez más insuficientes. En este marco, se hace necesaria una transición global a la alimentación y la agricultura sostenibles, donde resulta  imprescindible mejorar la protección ambiental, la resiliencia de los sistemas, y la eficiencia en el uso de los recursos. La magnitud de este cambio en el pensamiento dominante va a requerir acciones importantes de educación ambiental, y un aspecto básico es ir sembrando en las nuevas generaciones la importancia de la sostenibilidad de los sistemas de producción, y  la gestión responsable de nuestro entorno. Con este objetivo, se están desarrollando proyectos EUROPEOS ERASMUS en el que participan centros escolares de diferentes países europeos. En el marco de uno de estos proyectos, RESCUE EUROPE  (REnewable Sustainable CUltural Enterprise in Europe-2015-1-UK01-KA219-013450), se ha llevado a cabo una acción educativa que ha tenido como objetivo dar a conocer, de forma muy directa, los utensilios básicos de la agroecología que hacen posible una producción sostenible. El éxito de la acción entre los estudiantes y la gran aceptación por los profesores participantes , nos lleva a considerar el interés de transladarla  a otros escenarios educativos diferentes a nivel nacional, y a la difusión de la misma.

Zanahoria

Identificando los enemigos de la zanahoria

Marco de la acción y sus participantes

La acción se llevó a cabo el 7 de marzo de 2018 en la finca SA-I-FRESC, dedicada a la producción de hortícolas en cultivo ecológico. La finca se encuentra ubicada en el término municipal de Alcàsser, en la provincia de Valencia. Sus coordenadas son: X= 722597; Y= 4365062. La superficie total de la explotación es de 13,48 ha y está dividida en 24 parcelas.

Se trabajó con 70 estudiantes y sus profesores, procedentes de diversos países: Alemania, Reino Unido, Austria, Eslovaquia, Italia y Lituania, además de España. Todos ellos participan en el proyecto Erasmus  “Rescue Europe”.

Para realizar la actividad se contó con la colaboración, como tutores, de 15 personas que incluían: profesores de la Universitat Politècnica de València y estudiantes de  Ingeniería Agroalimentaria y otros particulares del sector. Asimismo, colaboraron  empresas relacionadas con la producción agrícola como SA-I-FRESC e INTERSEMILLAS, el Ayuntamiento de Alcàsser y el colegio Escuelas Pías de Valencia que coordina la acción Europea.

Con el objetivo de que los estudiantes conocieran los principios del cultivo agroecológico y las ventajas  medioambientales de este tipo de prácticas, se desarrollaron 5 talleres distintos: 1) diversidad de cultivos, 2) el suelo, 3) organismos dañinos para las plantas, 4) los olores  y 5) la polinización.

Desarrollo de la acción en cinco talleres

La autora del texto y XX XX, durante la exposición de los valores de la biodiversidad a uno de los grupos.

La autora del texto y la bióloga Belen Belliure, durante la exposición de los valores de la biodiversidad a uno de los grupos.

Taller 1.- La diversidad

En este taller se comienza intentando que los estudiantes identifiquen cómo es la agricultura en su entorno habitual,  para luego hacerles llegar a comprender las ventajas que supone la diversificación y rotación de cultivos en relación a la disminución de enfermedades y a la disposición de elementos minerales. También se reflexiona sobre algunos aspectos menos favorables en cuanto a las facilidades de mecanizar el  trabajo. Tras esta introducción, observan la diversidad de cultivos existente en la explotación que se visita, y aprenden a identificar las distintas especies, así como las partes de interés para su consumo. El alumno dispone de láminas y fichas a completar para realizar esta actividad. Asimismo, se pone de manifiesto la importancia de la presencia de plantas adventicias diversas cercanas al cultivo, que pueden ser el refugio de predadores naturales de plagas dañinas para los cultivos. De igual modo, se les enseña a identificar algunas de las más comunes. Por último, aprenden a planificar una rotación. Deben elegir a partir  de los cultivos ya visitados, que se diferencian por el órgano a consumir y, finalmente, debe terminar con una leguminosa que fija nitrógeno.

Experimentando

Experimentando

Taller 2.-El suelo

En una primera actividad, se le enseña al estudiante cómo adquirir de forma muy sencilla una idea muy general de la composición del suelo, del porcentaje en arena, limo y arcilla. Tras poner 10 cm de suelo en la base de un recipiente y llenar con agua y agitar, verán tras una hora, la deposición en capas de los distintos componentes, pudiendo deducir el porcentaje de cada uno de ellos. Asimismo, se le propone tirar una bola de suelo 50 cm hacia arriba y recogerla para ver si posee mucha o poca arcilla en función de que se separen sus partes al caer o se mantenga unida y se pueda recoger. Se hace después una reflexión conjunta sobre la adecuación de uno u otro tipo de suelo a la agricultura y la diferente necesidad de las especies.

En una segunda parte, se les enseña a estudiar la fertilidad del suelo utilizando la herramienta cualitativa de las cartas de fertilidad del suelo, en que se tiene en cuenta: la presencia de lombrices, los insectos y otros organismos del suelo, el olor, y la presencia de materia orgánica. Con objeto de analizar la presencia de organismos, se les enseña a diseñar y utilizar trampas muy sencillas como trampa simples de caída (pitfall trap), así como el embudo de Berlese. Se debe reflexionar sobre la importancia de mantener el ecosistema del suelo vivo para una agricultura ecológica.

Julio Quilis, estudiante de la UPV

Julio Quilis, estudiante de la UPV, transmitiendo sus conocimientos a media Europa.

Taller 3.- Organismos dañinos para las plantas

En este taller, el estudiante puede identificar el organismo causante de un cierto daño a una planta. Mediante la observación de distintos cultivos que muestran diferentes enfermedades o plagas, y utilizando láminas para identificarlos, el alumno hace un diagnóstico a partir de los síntomas observados. Se intenta que puedan observar daños producidos por hongos, insectos, nematodos, bacterias y virus. Al final, se reflexionará sobre métodos preventivos y curativos de algunas de estas enfermedades o plagas en el marco de la agricultura ecológica, así como sobre aquellos factores que facilitan el desarrollo de enfermedades en la agricultura tradicional, como podría ser el exceso de abonado nitrogenado o la creación de resistencias a plaguicidas.

Rafael Laborda instruyendo en el taller de olores.

Rafael Laborda instruyendo en el taller de olores.

Taller 4.- Los olores

En este taller los estudiantes aprenden que los insectos pueden detectar químicos en el aire usando sus antenas u otros órganos de los sentidos. Conocen que el agudo sentido del olfato de un insecto le permite encontrar pareja, localizar comida, evitar depredadores e incluso reunirse en grupos, así como el hecho de que algunos insectos dependen de señales químicas para encontrar su camino hacia y desde un nido, o para ubicarse apropiadamente en un hábitat con recursos limitados. El estudiante intenta hacer de insecto y reconocer plantas por medio de su olor. El estudiante huele ciertas fragancias a partir de ciertos botes e intenta identificar la planta que la desprende.

Polinización

Taller de polinización, a cargo de la bióloga Belen Bellliure.

Taller 5.- La polinización

En este taller, el alumno aprende la importante simbiosis entre organismos polinizadores y plantas, así como los distintos tipos de polinización pero, especialmente, el taller se centra en la polinización mediante insectos a los que el alumno observará en sus distintas etapas del ciclo de vida.

La actividad concluye con la degustación de algunos productos típicos cuyas materias primas son de cultivo ecológico

Julio, Fermín y

Julio, Fermín y Richi, labradores orgánicos.

Conclusión de la actividad

A lo largo de la actividad desarrollada, los alumnos:

·       Comprendieron la importancia de la biodiversidad en el contexto del cultivo ecológico, y conocieron aquella que les rodeaba.

·       Aprendieron sobre el interés de mantener un suelo fértil y con vida, y utilizaron métodos sencillos para conocer su composición general y estudiar su fauna.

·       Olfatearon como abejas en busca de su planta favorita y aprendieron la relevancia de los olores en la interacción planta-insecto, así como de la polinización.

·       Aprendieron a diagnosticar algunas enfermedades vegetales  y comprendieron la importancia del control biológico

En su conjunto, se transmite la visión del agricultor ecológico como el director de una gran orquesta de organismos vivos que debe encontrar el correcto balance entre plantas y animales de forma que se optimice la eficacia de las simbiosis y otras interacciones.

Hay que destacar que la integración de la actividad en un proyecto europeo dirigido a alumnos de colegios, va a suponer una difusión de los conocimientos adquiridos amplia en el espacio y en el tiempo, ya que llega a 7 países distintos y se trata de alumnos menores de edad que, posiblemente, compartirán con sus padres ya amigos la experiencia que han tenido en un país diferente. La valoración de alumnos y profesores de la actividad desarrollada ha sido muy positiva, tal como nos han transmitido los coordinadores del proyecto, por lo que proponemos que se aplique en otros ámbitos educativos a nivel nacional.

BIBLIOGRAFÍA

http://www.fao.org/sustainable-development-goals/overview/fao-and-post-2015/sustainable-agriculture/es/

Comparte este artículo

Autor: Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>