CARGANDO

Escribir para buscar

El Titán en Valencia Cultura y comunicación Series

El futuro trabajador del comunismo se forja en Valencia (II)

Compartir
Las dos filas inferiores del mural, completas. Faltan otras tres, que irán por arriba, según puede observarse en la fotografía de referencia del mural original, detrás de la mesa.

Ofrecemos en esta segunda entrega el capítulo 4 del trabajo fin de máster de Javier Parra. En él (véase el PDF al final del artículo) explica con documentos y fotografías de los años 70 el proyecto de Jose Renau titulado “El Futuro Trabajador del Comunismo”. Javier Parra expone los antecedentes del mural, señalando referencias de alto calado artístico e histórico como los Pantocrator medievales, la obra de Durero, y también señala con agudeza el mural de Diego Rivera de 1933 “Mirando con esperanza y alta visión a la elección de un nuevo y mejor futuro”. Este mural, colocado en el Rockefeller Center de Nueva York, fue desmontado porque Rivera había colocado en él a Lenin, y Renau tomó de él la imagen central de un hombre dominador de la técnica. Javier Parra describe los materiales, la perspectiva, el propósito político de Renau, y las dificultades entre burocráticas e ideológicas que encontró y que dejaron el mural en mero proyecto. Un proyecto que Javier ha recogido y está realizando por su cuenta y a su costa.

Un panel de siete metros de alto por cuatro y medio de ancho, realizado en cinco filas de tres paneles cada una, que pinta de fila en fila, y va uniendo y ajustando según acaba la fila. La base son tableros de contrachapado de 1,50 por 1,40, y utiliza pintura acrílica de los 23 colores especificados por Renau en su memoria de proyecto. Trabaja con pincel, y utilizando cinta de carrocero para marcar los límites de las formas y proteger los colores. Ofrecemos una serie de fotografías donde se observa el proceso.

En este enlace puede verse un corto reportaje del trabajo de Javier en el Informatiu de A Punt.

Recorte de la tercera fila (incompleta) del mural. Sirva de comparación, para hacerse una idea del trabajo titánico del artista, el original, Renau, y el recuperador, Javier Parra.
Precisión de relojero en la plasmación y protección de los colores con cinta carrrocera. Compárese con el modelo de la fotografía anterior.
Otro plano de la tercera fila en ejecución, que le ha tomado a Javier parte de julio y parte de agosto en una nave de la antigua Ciudad Fallera.
La plantilla de trabajo del mural junto a la fotografía de la que se ha calcado por proyección
A la espalda de Javier, la segunda fila del mural, finalizada a mediados de junio.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.