CARGANDO

Escribir para buscar

Agricultura y Naturaleza Entrevistas

ENRIC NAVARRO: “LA AGRICULTURA ECO ESTÁ LEJOS DE SU TECHO EN VALENCIA”

Compartir

En diciembre de 2013 esta revista publicó un reportaje sobre Enric Navarro, uno de los socios de Terra i Xufa. Tres años después, Enric se ha convertido exactamente en lo que auguraba en aquel momento, uno de los agricultores con mayor calado en el sector ecológico de la Comunidad Valenciana. Por formación, por familia, por vocación y cabría decir que por narices, Enric tira del carro de la agroecología valenciana con la fuerza de un tractor y la sabiduría de un Leonardo. Cultiva, gestiona, transforma, organiza, imparte conferencias, interviene en el Consell Agrari de la ciudad de Valencia, participa con su experiencia y su ingenio en el Plan de Producción de Agricultura Ecológica Valenciano. Y hace todo esto con su sola fuerza de voluntad, su capacidad organizadora y un I-phone de los de antes, pero que funciona como la base de datos de Biofach. El lector que desee escuchar de la voz del propio Enric Navarro los argumentos que contiene esta crónica, puede hacerlo en la entrevista publicada en el portal de Samaruc Digital: Les raons del moment dolç de l’agricultura ecològica.

Entrevista y fotos de Fernando Bellón.

En el reportaje dedicado a Sa i Fesc en la edición de enero, Fermín Salcedo confesaba que el crecimiento del 10 por ciento anual registrado en la empresa era imposible de mantener sin multiplicar inversiones, número de trabajadores, incrementar maquinaria y tierra cultivable. Para los socios de Sa-i-Fresc la vida no es una competición por hacerse rico muy rápido, sino que está para disfrutarla.

Enric Navarro comparte con Sa-i-Fresc una visión de la vida optimista y positiva, y también actúa como generador y dinamizador de iniciativas. Terra i Xufa crece de un modo paulatino y sin grandes saltos.

Enric Navarro. De diciembre de 2013 hasta hoy veo una evolución normal y natural. En aquel momento yo estaba haciendo varias cosas. Dedicaba tiempo a la formación, y combinaba este trabajo con el proyecto de Terra i Xufa. Al final tuve que optar por una cosa. Ahora estoy mas centrado en Terra i Xufa, he dejado aparcada de momento la formación. Eso ha posibilitado que Terra i Xufa vaya creciendo. En los últimos tres años, el crecimiento ha sido muy fuerte. Básicamente porque se han incorporado al proyecto otros agricultores. Hemos incrementado nuestra superficie, pero también han entrado nuevos productores.

Preparando la tierra en el Mas de Fondo de Montcada, en l'Horta Nord de Valencia.

Preparando la tierra en el Mas del Fondo de Montcada, el nuevo proyecto de Enric en l’Horta Nord de Valencia.

Enric Navarrro. En este momento, sin contar la finca del Mas del Fondo, Terra i Xufa tendrá unas 36 hanegadas. Eso como Enric Navarro, pero se han incorporado otros productores. Este año pasado, por ejemplo, de hortaliza hemos programado unas 300 hagenagas por fechas y cultivos. Eso lo hago yo conforme a lo que me señala cada agricultor en superficie, y el acuerdo de cultivos que hacemos con cada uno. Nosotros hacemos la gestión del plantel, y nos ponemos de acuerdo en la variedad y el momento, sujetos a la climatología.

Funcionan en cadena. Planifican, compran los plantones, los siembran, los cultivan y los cosechan. De las cinco personas que trabajaban en hortalizas en 2013, ahora han pasado a diez. Y en el almacén son cinco trabajadores. Se trata de un nuevo almacén que Terra i Xufa acaba de abrir en el polígono de Albuixec. Tiene casi mil metros cuadrados, dos cámaras, una para fresco del día y otra para almacenamiento, y un tráfico diario que sumará varias toneladas de fruta y verdura cuando alcance el máximo rendimiento. Una verdadera central de compras que afecta a decenas de agricultores eco y que mueve la producción en la Comunidad Valenciana, la exporta y también importa.

Enric Navarro. La central de compras sería buena para todos. Tenemos la suerte de contar con una red de mercados mayoristas que pueden servir de impulso. Está Mercavalencia, pero también los hay en Gandía, en Alicante, en Játiva, Alzira, Castellón. Tendríamos que hacer el esfuerzo de que en esos mercados entrara el producto ecológico.  En Mercavalencia el asunto está avanzado, la idea es crear una central de compras que surta a comedores escolares, a hospitales o prisiones, como se hace en Francia. Pero también se trata de impulsar la economía circular, que crece en torno a un mercado mayorista. Por ejemplo, crear un mecanismo de transformación de sobrantes de fruta y verdura en conserva. Otro tema es el de compostaje de residuos, la reutilización de las aguas depuradas del matadero para regar la zona. Se trata de utilizar una infraestructura ya creada. Introducir los productos eco en la Tira de Contar y en los asentadores de fruta y verdura.

En Castellón y en Alicante el esfuerzo debe redoblarse, porque no tienen la Huerta de Valencia, un agente involuntario de centralización que no es bueno.  Las comarcas del interior son las más despobladas, y es el territorio donde se podrían desarrollar sectores estratégicos como la ganadería. Se trata de convertir la ganadería extensiva en ganadería ecológica.  Se consigue, de paso, fijar la población en el medio rural, dando trabajo a la población joven que habita el interior, con proyectos viables. Estoy pensando en la Tinença de Benifassar, donde la densidad de población es de cinco habitantes por kilómetro cuadrado. Es verdad que l’Horta de Valencia funciona como una especie de faro, un punto de referencia donde se concentran los consumidores.

Enric asegura que un agricultor moderno tiene que ir con la azada en una mano y el móvil en la otra. Detrás de él, la colina donde se encuentra el yacimiento ibérico del Tos Pelat

Enric asegura que un agricultor moderno tiene que ir con la azada en una mano y el móvil en la otra. Detrás de él, la colina donde se encuentra el yacimiento ibérico del Tos Pelat

El salto  hacia delante de Enric Navarro le ha llevado a los límites geográficos de l’Horta de Valencia, que es la comarca natural de su trabajo. Asociado con otro emprendedor, está iniciando la roturación de tierra en barbecho en el municipio de Montcada. Se trata de una finca llamada Mas de Fondo, situada a los pies de uno de los primeros asentamientos ibéricos de la zona, el Tos Pelat.

Enric Navarro. En el Mas de Fondo habrá cerca de 250 hanegadas de tierra en barbecho. Nos hemos hecho cargo de la parte agrícola de la finca, que tiene un total de 50 hectáreas, hemos dejado a un lado la parte ganadera y la forestal. Durante estos años pasados ha habido un rebaño de ovejas guirras pastando por allí, y es una tierra buena, “fonda”, bancales que se rellenaron hace unos años de tierra. La idea es ir cultivando poco a poco, básicamente de hortaliza. La finca tenía un pozo en Massarrojos, pero la conducción se ha perdido y hemos hecho un pozo en lo alto del terreno de unos 140 metros de profundidad, con un caudal importante. Ahora se trata de hacer los cálculos sobre el tipo de cultivo, las condiciones. Es un ambiente muy naturalizado, y se ha llenado de conejos; eso hay que tenerlo en cuenta porque son dañinos para las cosechas de hortaliza.

Hemos empezado con las primeras 60 hanegadas, y la idea es avanzar de 50 en 50 para llegar a las 250 y si podemos a las 300 en un año y medio. Esto implica contratar a más personas en el campo, en especial en los momentos punta. Porque, aunque intentas mecanizar la siembra y la recolección, siempre hay que poner personal auxiliar.

El tráfico diario de fruta y verdura en el almacén de Albuixae es incesante.

El tráfico diario de fruta y verdura en el almacén de Albuixae es incesante.

El proyecto Mas del Fondo, se encuentra en una tierra que ha sufrido la crisis del sector citrícola. Esto ha provocado el abandono de centenares de hectáreas de buena tierra. La iniciativa de Enric intenta espolear otras. “Esperamos que estas tierras abandonadas se puedan poner a disposición de jóvenes dispuestos a trabajarlas”. La agricultura crea trabajo.

Enric Navarro. Siempre ha sido así. La agricultura siempre ha sido un seguro en momentos de crisis. Es un refugio. Ahora ha cambiado la tipología de la mano de obra. Hay más inmigrantes, a los autóctonos les cuesta más o no acaban de verlo, están refugiadas en las ciudades y el campo les pilla a trasmano. Hace años, el director de la London School of Economics decía que probablemente la solución para la crisis en el estado español es que continuáramos siendo un territorio agrícola. Cuando la gente piensa en innovación se hace la idea de máquinas, de aplicaciones de startups, en videojuegos… Pero la innovación también se hace en la agricultura. Partes de lo que sabes hacer y has hecho toda la vida, pero puedes innovar. Eso del cambio de modelo productivo y el cambio de modelo económico del que se hablaba en el 2013 ha pasado sin pena ni gloria, no hemos visto nada. El modelo económico ha cambiado muy poco. Un ejemplo está en que en estos tres años, las exportaciones agroalimentarias en la CV han adelantado a las de la automoción en algunos trimestres. Pero lo importante es que esa potencia exportadora haga llegar su beneficio al productor, al que está a pie de campo.

Enric propone que se aprovechen las sinergias de la administraciones en el apoyo a la agricultura ecológica.

Enric Navarro. La agricultura eco no ha parado de crecer, cada día hay más labradores y el techo de este sector está todavía lejos. El ritmo de reconversión es alto, por convencimiento o por la crisis del sector convencional. Es un escenario previsto y deseado.  Lo que toca ahora es que cada día haya más empresas en el sector agroalimentario eco para dar al producto un valor añadido.

El problema es que la Administración en la Comunidad Valenciana está reducida a la mínima expresión, y desbordada después de años de ignorancia del sector ecológico y convencional. La agricultura es un sector intervenido por la Administración, pero si la Administración no tiene medios, no se podrán hacer políticas de sensibilización, crear la ayudas necesarias para el agricultor profesional y a la población que vive y trabaja en el medio rural. Así que hasta que no se solucionen los problemas de financiación de la Administración valenciana, las políticas agrarias se tienen que hacer con mucha imaginación.

Para poner en marcha el Plan de Producción Agroecológica, ante la falta de medios, es preciso coordinar esfuerzos entre las distintas administraciones. Empezar con las cosas que no cuestan dinero o aprovechar mejor los recursos en cuestiones importantes com la promoción de la agricultura eco, ayuda a la asistencia a ferias, establecer sinergias entre departamentos y administraciones. Hay una gran expectativa entre la gente, no hay que defraudarla. Todo el mundo tiene que enterarse lo que es el Plan que toca muchas teclas, no solo agricultura, comunicación y difusión, formación.

En el nuevo almacén de Terra i Xufa en Albuixec, siempre hay que rematar algún trabajo.

En el nuevo almacén de Terra i Xufa en Albuixec, siempre hay que rematar algún trabajo.

El crecimiento exponencial de la agricultura eco no es una moda, es una tendencia, asegura Enric. En un mundo tan interconectado y donde las exportaciones llegan al último rincón, al productor local le toca especializarse en la cualidad, tanto en el mercado local como en la exportación que en el caso valenciano siempre ha sido el mercado europeo. Ya en la antigüedad romana desde Valencia se exportaba aceite y vino. Dentro de la especialización de calidad, la agricultura eco ofrece la oportunidad de poder realizar proyectos que en el sector convencional tendrían poca viabilidad.

Para Enric, que ha participado en todas las iniciativas públicas y en muchas privadas, la estrategia administrativa actual se propone dar la oportunidad al pequeño productor del entorno más próximo a la ciudad, para que tenga la capacidad de comercializar su producto, sin pasar por más de dos o tres manos.

Enric Navarro. El problema de siempre es que el agricultor de base no obtiene una renta justa por su trabajo. Eso se consigue en el caso de la Huerta mediante mecanismos, instituciones y sistemas de venta directa como las tiras de contar, tanto en los mercados de barrio como en el de Abastos, Mercavalencia. En estos momentos estamos en un proceso de reforma de la nave de la Tira de Contar de Mercavalencia y del reglamento, para empezar a trabajar con esa marca. La Tira de Contar no es más que un indicativo del producto más próximo al ciudadano de Valencia. Luego tendremos que trabajar con los comercios, con el consumidor, para que perciba esa marca como producto local y propio. Por ejemplo, los principales clientes de los labradores en la tira de contar son los paquistaníes, así que habría que trabajar con ellos, de hecho ya hemos empezado a hablar con ellos para que entiendan lo que significa tener un producto local, indicarlo para que el consumidor sepa que lo que compra es del entorno, no de mil kilómetros de distancia que ha pasado por cámara… Se están poniendo las herramientas y tejiendo los mimbres para tener al final los medios para que el productor pueda llegar a comercializar su producto directamente o con el mínimo de intermediación posible, obteniendo el máximo de valor añadido.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.